La respuesta es rápida y directa: SÍ. Pero, igual que pasa con el marketing de guerrilla que vemos arriba, no es por hacer las cosas “sin pensar”. Y siempre hay que tener muy en cuenta qué resultados quieres obtener y en cuanto tiempo (si queremos resultados impresionantes en muy poco tiempo… o somos unos genios, o necesitaremos algún tipo de campaña adicional).

Hay muchas herramientas que permiten aumentar la repercusión y muchas formas. Como pasa de forma “offline”, cada sector tiene sus normas, sus canales, sus trucos y sus formas.

Antes de empezar a hablar, quiero hacer una aclaración: esto no sólo sirve para conseguir tener un blog de referencia, sirve para conseguir generar una marca personal potente.

La mejor forma de entenderlo es con un caso práctico.

Eso sí, hay que tener en cuenta una cosa antes de empezar: la repercusión “gratuita” requiere tiempo y paciencia.

Separaría el proceso en cuatro pasos:

  1. Conocer y segmentar el sector:
    • canales: twitter, facebook, linkedin, instagram, youtube, vimeo, pinterest, blogs…
    • influencers: autores y “distribuidores” (hay gente que, en lugar de “crear” contenido, lo que hace es recopilar contenido y distribuirlo a sus lectores)
    • foros de referencia: o lo que es lo mismo, comunidades activas. Aquí entran foros, blogs con comentarios, grupos de linkedin, facebook, hashtags , es de
  2. Preparar un background que de soporte a nuestras aportaciones en cada uno de los canales. Todo este material debe estar en un punto fijo (blog, web, timeline…) y al que puedas vincular fácilmente más adelante.
  3. Interactuar a través de estos canales según su funcionamiento (no es lo mismo un foro que un blog o un grupo de linkedin).
  4. Medir resultados y adaptarse a estos.

Conocer y segmentar el sector

Es importante ver cómo trabajan los principales influencers. No es lo mismo un blog de cocina, un blog de libros, un blog sobre artesanía o un blog sobre empresa: cada sector, como hemos dicho, tiene sus trucos, sus canales y sus formas. Si nos dedicamos a vender manualidades, nos interesarán canales que sean muy gráficos. Igual un canal de twitter o de linkedin, para un primer contacto, no sea el mejor, pero facebook puede permitirnos comunicar con imágenes a muchos clientes potenciales (uso más bien recreativo, muy gráfico…), Instagram puede servirnos como forma de difundir fotos si utilizamos bien los hashtags y gracias a su integración con twitter, facebook… nos permite más difusión o Pinterest para crear álbums e integrarlos en nuestro blog o página web…

Normalmente ya conocemos bastante cómo se mueve el sector en el que queremos desarrollar nuestro blog por un motivo muy sencillo: nos gusta leer y documentarnos sobre el tema. Cada red social tiene sus puntos fuertes y su audiencia. Esto es un ínfimo resumen de datos (datos extraídos de Spring 2012 Social Media user statistics)

  • Facebook
    • 901 millones de usuarios (7012 millones de visitas mensuales)
    • 60% mujeres
    • Público más bien joven (más del 50% menor de 30 años)
    • Uso básicamente recreativo
    • Aporta métricas gratuitas muy potentes en el caso de las fan-pages
    • Permite la gestión de álbums de fotos y una interfaz muy visual
    • Hay que saber comunicar bien para no saturar el muro de los seguidores (empiezan a estar saturados, ya existe la denominada “ceguera” a los anuncios y se está empezando a trasladar a según qué tipos de usuarios o mensajes)
  • Twitter
    • 555 millones de usuarios (182 millones de visitas mensuales)
    • 57% mujeres
    • El 60% de los usuarios se encuentran entre los 25 y los 45 años
    • Uso recreativo pero no banal. Normalmente este tipo de público busca contenido de calidad
    • Hay gestores gratuitos que aportan métricas interesantes
    • Requiere conocer bien el canal para conseguir encantar al lector con 140 caracteres y sin saturar
  • Google+
    • 170 millones de usuarios (61 millones de visitas mensuales)
    • 60% hombres
    • Distribución similar a Facebook, pero con menos público adolescente o post-adolescente (mayoría en la franja de los 25-35 años)
    • Es una red social que parece abandonada pero en la que el público se mueve, básicamente, por grupos de interés en lugar de por amistades. Tiene muchas posibilidades de integración con más de 120 productos Google que pueden convertirla en red social de referencia en el declive de Facebook (puede integrar la potencia de Google Hangouts, Youtube o Google Drive como fuentes de recursos o creación de comunidades)
  • LinkedIn
    • 150 millones de usuarios (85.7 millones de visitas mensuales)
    • 55% hombres
    • Distribución por edades muy homogénea entre los 18 y los 44, con presencia en todas las franjas de edad
    • Es la red social laboral por excelencia. No sólo como “currículum online”, sino que para desarrollar una marca personal en un entorno empresarial  (como proveedor de servicios o comentando formas de trabajar o puntos de vista) se pueden utilizar los grupos como centro de conversación y posicionamiento
  • Pinterest
    • 11.7 millones de usuarios (104 millones de visitas mensuales)
    • 70% mujeres
    • Distribución básica del público entre los 25 y los 55 años de forma prácticamente plana (25% cada franja)
    • Es la más nueva de las redes sociales comentadas. Se basa en imágenes y colecciones de imágenes. Todavía está muy poco explotada
    • Se puede utilizar como gestor de fotografías y álbums de fotos en blogs o páginas web y se puede integrar en Facebook
    • Muy digna de tener en cuenta si nuestro producto o servicio requiere de mucho soporte gráfico

Más allá de estas redes sociales podemos utilizar otros canales mucho más especializados como pueden ser Instagram (fotografías “vintage”), Youtube  y Vimeo (vídeo, la primera más popular, la segunda suele ser más “artística”), Foursquare (geolocalización), Tuenti (tipo Facebook, creada y desarrollada en España), Bananity (una red social en la que, según lo que te guste y lo que no te guste, te propone cosas que te puedan gustar, desarrollada y creada en Barcelona) o MySpace (la primera gran red social, que nació con el objetivo de difundir música, actualmente muy en desuso).

Saberlas utilizar adecuadamente es una ciencia. También es importante ser capaces de replantearse la red social en cuestión, de tal manera que sepamos utilizarla fuera de lo que cada una de ellas nos recomienda, rompiendo los esquemas. Es decir, Foursquare sirve para decir dónde estamos en cada momento. Pero, por ejemplo, se está utilizando mucho actualmente en USA para hacer promociones especiales cuando un usuario haga un check-in (decir dónde está) en un restaurante o tienda concretos y se postee, además, en twitter o facebook. También permite saber quién tienes cerca para poder enviarle promociones tal como pasa en este caso que comenta Javier Varela en su blog de márketing: Consigue clientes offline vía twitter.

Preparar un background

Crear contenido es el truco de toda marca personal y de toda red social. Si creas el contenido correcto en la red social correcta y lo encuentran las personas correctas, conseguirás encantar fácilmente a tu audiencia.

Aquí es donde debes demostrar tus conocimientos, capacidades, aptitudes… Es donde te haces valer.

Es importante, por eso, conseguir una regularidad para afianzar a tus lectores. El blogging es un trabajo que requiere mucha constancia y más dedicación de la que parece. Para conseguir esto podemos utilizar diferentes herramientas que muchas de las plataformas de gestión de blogs y redes sociales ponen a nuestro alcance.

Interactuar

Una vez tengas algo que hable de ti, cuando interactúes con terceras personas fuera de tu blog, web o lo que sea acudirán a éste cuando vean lo que has aportado buscarán más, verán el contenido que has generado y verán que les aportas algo (o no).

Como ya he dicho muchas veces, debes conocer las normas de cada canal. Publicar más no te dará más audiencia, puede que haga todo lo contrario. Respecto a los blogs ajenos, foros, grupos de linkedin… es importante respetar los tempos, que no parezca que eres el único que habla, dejar espacio para los demás (puede que sea un canal con menos movimiento y que tengas que esperarte uno o dos días, o puede que en cuestión de 2h tengas muchos más comentarios, hay que conocer el tempo de cada sitio incluso dentro de un mismo canal).

Medir datos y adaptarse

Por otra parte, para generar el máximo impacto en vuestros lectores, es positivo conocer cuándo se utiliza cada red social para poder actuar en ese momento y conseguir el máximo impacto en tus lectores. Hay muchas herramientas, aunque las más potentes son de pago. Respecto a Twitter yo uso, de vez en cuando, http://tweetwhen.com que da unas estadísticas muy sencillas, pero sin cobrar nada. Hay que ir con cuidado, porque se basa en el horario de la costa este de USA, con lo que tendremos que adaptar las horas y los días.

Es importante repartir bien los mensajes en el tiempo. Para esto utilizo Hootsuite (disponible en web y para movil). Me permite, no sólo leer los twits, sino que puedo programar los comentarios en diversas redes sociales (twitter, facebook, facebook pages, linkedin, google+, google+ pages, wordpress…) sino que también permite estructurar, tener “streams” (columnas) con búsquedas concretas, cosa que permite captar posibles clientes o lectores que, pese a que no nos mencionen, hablan de lo mismo que nosotros, o casos como el mencionado anteriormente de Enrique Burgos y el restaurante El Alabardero.

Ahora estoy probando Gamisfaction (www.gamisfaction.com). Es un gestor de twitter hecho en España con mucha versatilidad y potencia, pero todavía no lo he podido utilizar en profundidad así que no lo puedo valorar.

Este punto es cíclico. Tenemos que postear, medir, ver resultados, evaluar la respuesta, postear, medir, ver resultados… para conseguir conocer el momento en el que nuestros lectores nos podrán prestar más atención.

Para acabar, ya, os dejo con un slideshare (en inglés) pero muy descriptivo de lo que es el “Timing” en el Social Media y os invito a que me sigáis en twitter, donde voy colgando información sobre social media, twitter, márketing, emprendedores… y música, mi otra pasión (sobretodo de mi grupo, lo he de admitir).

Anuncios