En el último post os recomendaba OyeDeb!. En blog que lleva Déborah Martín en el que expone cómo construir una marca de productos handmade desde el principio.

Los procesos entre las empresas de artesanía y las start-up tecnológicas son muy distintos. Acabas creando la primera después de un proceso personal muy diferente al que monta una start-up tecnológica, puesto que, normalmente, cuando creas este tipo de productos pones tu alma en cada uno de ellos (no sé si me explico). Por eso considero muy importante, y digno de leer, el enfoque humano que le da al hecho de emprender así como las propuestas de ejercicios o reflexiones que hace.

Una de estas reflexiones era respecto al sistema educativo actual y la falta de motivación para emprender, la falta de gente que piensa diferente o que enseña a pensar diferente… En realidad, la estructura actual del sistema educativo da pena. Se educa siempre de forma racional y estructurada, es imposible educar en lo emocional o más allá de estructuras en las que sea fácil para los profesores evaluar y clasificar entre lo que consideran bueno y lo que consideran malo.

Hay un libro de Daniel Pink llamado “A whole new mind” en que habla de escuelas en las que se trabaja más el lado derecho del cerebro poniendo ejemplos de aplicación, cómo han evolucionado sus alumnos…

A parte de esto, plantea 6 aptitudes básicas para cualquier persona que quiera entender “el mundo que viene” (lo escribió hace 7 años pero sigue siendo MUY actual):

  • Diseño – Ir más allá de la función pura y dura. Que el producto que ofrecemos tenga significado por sí mismo, que aporte algo más que una solución simple.
  • Historia – Añadir narrativa a los productos, servicios… hace que se pueda procesar a través de lo emocional. Un concepto, por sí mismo, apela a la parte más exterior de nuestro cerebro. Si explicamos una historia, apelamos a nuestro cerebro profundo, al centro de las emociones, y ahí conseguiremos un impacto mucho mayor.
  • Sinfonía – Buscar la comprensión de el conjunto de piezas, no sólo de una de ellas de forma aislada. Mirar el bosque, no el árbol. Cuando vamos a un traumatólogo de los clásicos con dolor fuerte en las cervicales, nos recetará un relajante muscular, reposo y un cojín cervical. Si vamos a un traumatólogo más completo, mirará cómo caminamos, cómo nos movemos… y nos dirá que el dolor de cervicales viene de una lesión de rodilla que hace que un músculo tense más la columna.
  • Empatía – Ir más allá de la lógica intentando trabajar desde la emoción en el contacto humano. Si queremos solucionar un problema, tal como dije hace pocas entradas, es muy importante tener en cuenta el proceso causa>emoción>sentimiento para mantener el control de las gestiones.
  • Jugar – La naturaleza del aprendizaje en TODAS las especies es a través del juego. Sinó, buscad sobre gamificación.
  • Significado – No hacer las cosas por-que-sí. Es vital darle una motivación a lo que hacemos, puesto que será lo que haga que nuestro trabajo nos aporte y nos permita crecer. Si no conocemos el porqué de lo que hacemos, su relevancia será nula en nuestra vida y, tal como dijo Steve Jobs, no podemos hacer algo que no nos importe durante demasiados días seguidos.

La verdad es que es necesario plantearnos qué hacemos y cómo lo hacemos porque, al fin y al cabo, si no buscamos la felicidad como camino… de poco vale todo esto!

Conocíais el libro o los conceptos? Los intentáis aplicar? Conocéis a alguien que trabaje siguiendo estas pautas? Y alguien que ni siquiera se acerque a ellas?

Anuncios