Cosas optimistas de Mr.Wonderful

Uno de los motivos por los que cambié el título del blog es porque quería destacar que, al fin y al cabo, todo esto (la comunicación, el marketing, la atención al cliente, las empresas…) se trata, o debería tratarse, más de una relación a largo plazo con nuestros usuarios o clientes que de un rollo de una noche.

Por eso hoy me gustaría destacar el hecho de que, pese a ver las noticias que vemos cada día en TV, los comentarios de todos los tertulianos en los debates, las conversaciones que oímos en el bus… debemos ser optimistas. Porque el optimismo, más que una forma un tanto freak de llevar el día a día, es una forma de aportar algo a los que te rodean.

En casa, cuando éramos pequeños, mis padres solían ponernos “deberes” caseros para cada semana o cada varias semanas. Hubo una frase que nos pusieron varios días y que, como niño pequeño, daba mucha rabia (podían usarla siempre en tu contra):

Se egoísta para pensar en los demás.

Es decir, para poder aportar algo a la comunidad en la que estás (ya sea tu pareja, tu familia, tus vecinos, compañeros de trabajo…) primero tienes que estar ordenado tú mismo por dentro (o por fuera: “recoge tu habitación”…). Si eres capaz de ser optimista y de transmitir este optimismo, no sólo estarás generando un beneficio económico para ti y estarás cubriendo una necesidad a quien te compre, sino que además les estarás aportando algo más humano, les estarás aportando píldoras de optimismo, de otra actitud para afrontar el día a día.

Cuando entres a un supermercado, o a una tienda de estas que tienen un segurata en la puerta: sonríele y salúdale. Verás como se queda descolocado. Ser optimista no implica ser suicida o idiota, es necesario tener criterio y saber dónde ponemos los pies. Tal como dice Victor Kuppers y recordaba Pau Samo en su blogno hay nada peor que un idiota motivado“.Implica una voluntad de aportar algo más a los que te rodean.

Eso es lo que propone la gente de Mr. Wonderful con sus productos. Y están triunfando. Tal vez no sea todo tan gris como lo pintan, o tal vez no todos debamos ir tristes y apagados por la calle.

Desde Apple pretenden retar el statu quo de las empresas informáticas a través de sus productos innovadores y con diseños cuidados y sencillos de usar. Desde tu casa puedes retar el estado de ánimo que “se supone que deberíamos tener en estos tiempos aciagos y grises” simplemente diciendo buenos días y sonriendo a la primera persona con la que te cruces nada más salir de casa.

Mr.Wonderful, propone pequeñas dosis de optimismo para nuestro día a día. Y así, cada vez hay más marcas que intentan transmitir valores humanos como eje de sus comunicaciones.

Habéis visto esta tendencia últimamente? Consideráis que ser optimista es un modo de vida más que una actitud? Consideráis que ser optimista es ser ignorante?

Anuncios