JobCon (Job Condition)

JobCon (Job Condition)

Recientemente, y de rebote, me llegó una oferta de trabajo. Es algo poco frecuente estos días, el hecho de que las ofertas lleguen a ti en lugar de ir tú, ávido, a por ellas, y hablando con un amigo que está buscando trabajo me planteé por qué yo no busco trabajo pero escucho ofertas o, como decía hace poco, el hecho de plantearse cada mañana si lo que haces te llena o no.

Al final con conseguí el trabajo, pero la situación me hizo pensar. El mismo día en que me dijeron que no fui al gimnasio y, después de sudar, me fui al rincón de pensar: la piscina de hidromasaje. Ahí me desconecto de todo, sólo escucho la corriente de agua y las burbujas y puedo pensar y estructurar muchas cosas (lo malo es que no puedo apuntar, tengo que ir tomando nota mental de todo).

Pensando y pensando llegué a que, igual que los famosos estados de alerta DEFCON (proviene de DEFense CONdition) de USA, hay 5 estados diferentes de trabajador. He decidido llamarlos #JOBCON (JOB -trabajo en inglés- CONdition).

  1. Funcionario: tengo trabajo y no me muevo ni genero trabajo. Es un estado peligroso, puesto que cualquier variación en el sistema te dejará fuera de juego. En mi opinión debería activarse este estado cuando haya que priorizar otras cosas por encima del trabajo (por necesidad de tiempo, dinero, familiares…), pero este estado tiende a generar un estancamiento peligroso.
  2. Empleado: tengo trabajo, pero genero trabajo en mi entorno. Si me llega alguna oferta de trabajo podría estudiarla si es una mejora clara. Debería ser el estado base de cualquier trabajador. Es el que se aplica cuando empiezas en un nuevo trabajo o posición (o el que aplico yo): escucho y miro qué se mueve a mi alrededor. Igualmente, genero trabajo produciendo beneficio tanto para mí como para el trabajo y me hace estar activo mentalmente.
  3. Proactivo: tengo trabajo, genero movimiento a mi alrededor, busco ofertas de trabajo que me puedan interesar para ver si me suponen una mejora en mi día a día. Es parecido al anterior, pero la inquietud y las ganas de generar trabajo superan lo que te permite tu trabajo, con lo que empiezan a “desbordar” tus ganas sobre lo que puedes hacer, así que empiezas a necesitar algo más (generado por ti o trabajando para otros, pero necesitas algo más de lo que tienes).
  4. Buscando trabajo: tengo (o no) trabajo, pero busco trabajo que me permita cambiar mi día a día. Has llegado a la conclusión de que necesitas algo más y necesitas cambiar de aires o bien estás buscando trabajo, pero te puedes permitir filtrar las ofertas a las que te inscribes, es decir, no envías 150 CV diarios, sino que envías 15 pero a empresas seleccionadas, con el CV adaptado a lo que la empresa busca o necesita, con carta de presentación, intentando generar contactos a través de LinkedIn… En mi opinión este debería ser el estado normal del que busca trabajo, no es matar insectos a cañonazos, es apuntar y disparar tu CV. Suele ser también el estado en el que se encuentra un emprendedor que está empezando su proyecto pero que sigue manteniendo su trabajo hasta que o bien la empresa empiece a generar beneficios o bien tenga que escoger entre su empresa y el trabajo por cuenta ajena.
  5. Necesitando trabajo: no tengo trabajo y busco cualquier tipo de trabajo sea cual sea el ámbito y esté o no relacionado con mi carrera. Por desgracia actualmente se está dando este caso en demasiadas situaciones. Es importante intentar racionalizar mínimamente los filtros y adaptar el CV a las ofertas. No hace falta generar uno por cada oferta si ya hemos llegado a este punto, pero sí que podemos intentar generar varios currículums según los sectores (atención al cliente, ventas, trabajo mecánico, almacén…).

Es importante ir generando marca personal en todo momento. Normalmente en el 1 no se tiene inquietud, necesidad ni voluntad de hacerlo, pero desde el momento en que empiezas a escuchar ofertas (buscándolas tú o esperándolas), es importante moverte por blogs del sector en el que trabajas o te gustaría trabajar, seguir gente del ámbito que nos interesa en Twitter, contactar con gente con la que hayas trabajado y te interese “tener cerca” en LinkedInbuscar trabajo es un proceso a largo plazo. No podemos despertarnos cuando nos quedemos en el paro, sino que hay que empezar el proceso en el momento en el que empezamos en un trabajo nuevo (podemos darnos una pausa mental mínima en función del tipo de trabajo o la duración).

Tú en qué #jobcon te encuentras?

Anuncios